Universidad de San Carlos de Guatemala Centro Universitario de Occidente Quetzaltenango
Carlos Rafael Yllescas M.  
 
  Crisis de la adolescencia 22-11-2017 08:58 (UTC)
   
 
Universidad de San Carlos de Guatemala
Centro Universitario de Occidente
Carrera de Psicología
Curso: Clínica II
Docente: Lic. Carlos Rafael Yllescas Mijangos


CRISIS DE LA ADOLESCENCIA

Se define como una alteración emocional en un adolescente que conduce a significativos problemas de conducta, académicos, sociales, psicológicos o psiquiátricos.

Características clínicas y diagnóstico.

Se estima que el 30% de las visitas a la emergencia de los hospitales son realizadas por pacientes menores de diez y ocho años, y que alrededor del 15% de esas emergencias psicológicas y/o psiquiátricas en el hospital general afectan a adolescentes. La mayoría de los investigadores están de acuerdo en que los dos motivos urgentes más frecuentes en esa edad son: 1) suicidio o depresión grave y 2) violencia u otras manifestacio¬nes antisociales. El suicidio y el homicidio dan razón del mayor número de muer¬tes en la adolescencia. Se ha escrito que las mujeres se ven con más frecuencia en las urgencias psiquiátricas que los hombres en una proporción de 3 a 2; se atribuye esa proporción a la incrementada frecuencia de conducta autolítica en las adoles¬centes, en especial en muchachas de edades comprendidas entre los doce y catorce años. Cerca de un tercio de los intentos de suicidio adolescentes lo son por inges¬tión de fármacos. Las características más comunes en los antecedentes de estos in¬tentos son: separaciones crónicas y pérdidas, con inclusión de suicidios en la fa¬milia. Los adolescentes fugados de casa dan cuenta del 13% de las valoraciones psicológicas y/o psiquiátricas de urgencias en pacientes de esa edad, y la gran mayoría huye para escapar de una vida de hogar destructiva o dominada por el maltrato.

Son importantes las preguntas siguientes: ¿Cuál es la conducta habitual del paciente? ¿Cómo es su conducta actual comparada con la de otros muchachos de su edad y cultura? ¿Qué tal va el muchacho en el colegio? ¿Cómo se relaciona con sus padres? ¿Cómo son sus relaciones sociales? ¿Cuál es la historia de sus activida¬des sexuales y violencia? ¿Cómo se relaciona con sus compañeros?

La depresión en niños y adolescentes puede manifestarse por problemas del comportamiento antes que por los síntomas típicos de la misma en el adulto. Por ejemplo, una conducta impulsiva y un descenso en el rendimiento escolar pueden constituir signos de depresión en un muchacho que duerme bien y no presenta cambios ponderales ni anhedonia.

Otras preguntas y preocupaciones diagnósticas son:

1.    ¿Es un psicótico?
2.     ¿Tiene historia de alcoholismo o toxicomanía?
3.     ¿Es la historia consistente con un trastorno psicótico crónico, afectivo, toxi-cómano o de conducta, como alteraciones del comportamiento? ¿Ha habido un cambio reciente y drástico en el estado de ánimo?
4.     ¿Hay una historia infantil de trastorno por déficit de atención? Los niños con este trastorno presentan, a menudo, otros en la adolescencia y vida adulta.
5.    ¿Hay una historia de “novillos”,  piromanía, crueldad con los animales, hur-tos, peleas, rabietas, uso de armas, robo, fugas de casa, actividad sexual con abuso, destrucción de la propiedad u otros actos antisociales? Si es así, el pa¬ciente puede tener un trastorno de la conducta o una personalidad antisocial. El riesgo de homicidio está grandemente aumentado por cualquier evidencia de: un síndrome orgánico de la personalidad, resultados anormales en el electroencefalograma (EEG), psicosis infantiles (en especial esquizofrenia), alteraciones de conducta, retardo mental severo, piromanía compulsiva y una importante historia de maltrato o privación. Se ha comunicado la existencia de una íntima asociación entre el comportamiento homicida y los fenómenos depresivos.
6.    ¿Hay historia de epilepsia del lóbulo temporal o psicomotora? Un 18% de los adolescentes encarcelados por actos violentos tenían una probable epilepsia temporal comparados con el 0,5% de los adolescentes de la población general.
7.    ¿Ha precipitado la crisis un acontecimiento reciente o subyacente? ¿Hay un problema familiar agudo? ¿Ha habido una pérdida reciente? ¿Ha habido un cambio en el colegio o en el ambiente familiar? ¿Hay una situación implícita o explícita de violencia en la familia?
8.    ¿Es víctima el adolescente de maltrato o abuso sexual? Si es así, los proble-mas de presentación pueden ser: depresión, ideación y actitudes suicidas, promiscuidad, “novillos", fugas y consumo de alcohol y drogas.
9.    ¿Ha participado el muchacho en, o presenciado, cualquier acontecimiento extremado, violento, súbito o inusual?
10.    ¿Está el adolescente comprometido en un culto?
11.    ¿Hay un aumento de quejas de múltiples síntomas médicos inespecíficos, ta¬les como gastralgias, cefaleas, náusea y problemas oculares?


Orientación psicoterapéutica y para la entrevista

Relacionarse con el adolescente de una forma no amenazadora y darle la opor-tunidad de hablar libremente y de quejarse y expresarse. Muchos adolescentes se sienten amenazados por la posibilidad de una intervención psiquiátrica o de una hospitalización y no saben cómo reaccionar.

Es necesario, en ocasiones, entrevistar al muchacho sin que los padres estén presentes. Estos pueden ser vistos de forma separada o juntamente con el pacien-te. Puede ser útil asegurar al enfermo que la entrevista es confidencial y transmi-tirle la idea de que el psicólogo se centrará en lo que él percibe como problema. Al-gunos adolescentes se muestran receptivos ante la oportunidad de hablar con un profesional amistoso en condiciones seguras.

A veces, rehúsan participar en las entrevistas en un intento de ejercer algún control sobre las situaciones en las que sienten que han sido colocados en contra de sus deseos. En una situación así, no suele ser útil enfrentarse directamente al desafío del adolescente. Una técnica práctica y común es redefinir el desafío en términos positivos, tales como las necesidades del paciente en cuanto a privacidad y autonomía. Una típica declaración es: "Entiendo tu necesidad de privacidad. Al fin y al cabo, venir aquí no ha sido idea tuya y a mí no me conoces. Por favor, ha¬bla sólo si te sientes a gusto para hacerlo. Deseo respetar tus necesidades."

Evaluación y manejo

1.    Los adolescentes en crisis pueden presentar una compleja interacción de problemas médicos, biológicos, psicosociales, familiares e individuales, y pueden requerir evaluaciones urgentes de gran duración. Es importante obtener información de otras fuentes: padres, familiares, un consejero escolar y un terapeu¬ta. Resulta esencial descartar la presencia de cualquier condición médica subyacente.
2.    Evitar la hospitalización de adolescentes a menos que no quede otra alternati¬va. El ingreso estigmatiza, con frecuencia, al muchacho -e impide la asistencia a clase. Además, en la estructura familiar la hospitalización identifica al pa¬ciente como el único que padece el trastorno cuando puede -haber una signifi¬cativa patología en toda la familia. Deben estar claros los tratamientos y los beneficios que se esperan de la hospitalización. Por ejemplo, algunos pacien¬tes violentos con alteraciones de conducta pueden beneficiarse sólo de un control de las mismas y de una custodia hospitalaria. Con frecuencia, encon¬trar una alternativa residencial (vivir con un pariente o amigo) puede resolver una crisis aguda. Sin embargo, en ciertas situaciones, tales como un compor¬tamiento suicida, el ingreso puede ser el único recurso adecuado.
3.    La tasa de cumplimiento de las derivaciones que se hacen desde urgencias a un tratamiento ambulatorio es menor del 50%; por tanto, el manejo de esas derivaciones es importante. Debe proporcionarse a los padres los nombres de la clínica y del terapeuta, y habría que llamar a dichos padres para determinar si la cita fue mantenida.
4.    Conocer los requerimientos legales,  considerando la competencia para consentir en el tratamiento, y si es preciso el consentimiento paterno.
5.    Consultar a los padres y  a la institución educativa del paciente.
6.    Si un adolescente está psicótico, hay que tener cuidado con la conducta vio¬lenta y suicida. En un muchacho psicótico, la ideación autolítica, aun sin in¬tentos de quitarse la vida, es muy grave y casi siempre necesita hospitaliza¬ción.
7    El riesgo de suicidio debe ser vigilado de cerca en los adolescentes violentos u homicidas, ya que la conjunción de ambas conductas es elevada.
8.    Poner especial atención en el manejo de los episodios violentos en la sala de urgencias o en la consulta, en especial, si el adolescente tiene historia de agre-sividad o si está bajo la influencia del alcohol o drogas.


Farmacoterapia

(Unicamente por prescripción Médica).

El tratamiento específico depende del diagnóstico. Si el paciente padece un trastorno identificable que responde a medicación, hay que tratarlo en consecuen-cia. Por ejemplo, un adolescente agitado, psicótico, podría tratarse con un neuro-léptico, como el haloperidol (Haloperidol), 1-2 mg por boca o intramuscular (IM), cada treinta - sesenta minutos hasta controlar la agitación. El tratamiento de un adolescente con medicación es una decisión que debe tomar un médico con experiencia en la terapéutica psicológica de las alteraciones de esa edad. La decisión final de¬pende de la agudeza y sensibilidad del médico.

Referencias cruzadas:

Ira, psicosis reactiva breve.


Página: 4
  AUTOLÍTICA: Acción del organismo sobre sí mismo, autodestrucción
Página: 4
 ANHEDONIA:  Ausencia total o crónica de los sentimientos placenteros que, normalmente, proporcionan algunos actos agradables.
Historia de novillos:  Dejar de asistir a alguna parte contra lo debido o acostumbrado. A la escuela por ejemplo.  
Gastralgias:  Dolores de estómago.
Página: 4
´Neuroléptico: Calmante del S.N.

 
  ARCHIVOS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Psicunoc®2010
  Psicología - CUNOC - USAC
  Publicidad
  CUNOC
PSICOLOGIA - CUNOC - USAC
  email:
psicunoc@yahoo.com
  Teléfono
(502) 58089394
  CLINICA PSICOLOGICA
Tel. (502) 56666000
Hoy habia 3 visitantes (33 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=