Universidad de San Carlos de Guatemala Centro Universitario de Occidente Quetzaltenango
Carlos Rafael Yllescas M.  
 
  Revolución en el diagnóstico de la psicosis 21-10-2017 06:27 (UTC)
   
 
Revolución en el diagnóstico de la psicosis
 
 
Un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), dirigido por Jorge Cervilla Ballesteros, catedrático de la Universidad de Granada y de la Unidad de Salud Mental del Hospital San Cecilio de Granada, en España, muestra la notable mejora en el diagnóstico de los tres tipos más frecuentes de psicosis que existen: esquizofrenia, trastorno esquizoafectivo y trastorno delirante.
 
En el trabajo, publicado por la revista Schizophrenia Research, también participa José Eduardo Muñoz Negro, de la Unidad de Salud Mental del Complejo Hospitalario de Granada, y en él han participado 550 pacientes con psicosis de Granada y Barcelona.
 
Este estudio, pionero en el mundo, ha corroborado empíricamente que, desde el punto de vista de sus síntomas mentales, los tres tipos de psicosis son significativamente distintos, algo que hasta ahora solo estaba apoyado por definiciones teóricas no demostradas científicamente.
 
La psicosis hace referencia a un estado mental descrito como una escisión o pérdida de contacto con la realidad. Las personas que experimentan psicosis pueden presentar alucinaciones o delirios y pueden exhibir cambios en su personalidad y pensamiento desorganizado. Estos síntomas pueden ser acompañados por un comportamiento inusual o extraño, así como por dificultad para interactuar socialmente e incapacidad para llevar a cabo actividades de la vida diaria.
 
Como explica Cervilla Ballesteros, “las psicosis son los trastornos mentales más graves que se manifiestan con distorsiones en su percepción o entendimiento de la realidad”.
 
Las personas que experimentan psicosis pueden presentar alucinaciones o delirios, y exhibir cambios en su personalidad y pensamiento desorganizado. (Foto: UGR)
 
Este trabajo de investigación ha supuesto “un respaldo sin precedentes hasta la fecha” en el diagnóstico de las psicosis, “un paso de gigante que, además, tiene importantes implicaciones para las prestaciones sociales y sanitarias que se dan a los pacientes en la actualidad”, explica el autor principal.
 
Además, el artículo proporciona las claves para redefinir los subtipos de dichas psicosis que, como sugieren Muñoz Negro y Cervilla, “deben ser perfilados en función de la intensidad encontrada en las distintas dimensiones de síntomas (maníaca, negativa, depresiva, positiva y cognitiva)”.
 
Desde el punto de vista clínico, estos hallazgos obtenidos por la UGR y el Hospital Clínico San Cecilio “ayudarán a personalizar el diagnóstico y el tratamiento de este grupo de pacientes con trastorno mental grave”, concluyen. (Fuente: UGRdivulga)
 
 
 
 
 
 
Dormir poco conduce a síntomas propios de la esquizofrenia
    
 
 
Estar 24 horas sin dormir, en personas normales, puede producir síntomas parecidos a los que sufren personas con esquizofrenia. Este descubrimiento impactante lo ha hecho un equipo internacional de investigadores coordinado desde la Universidad de Bonn en Alemania y el King's College de Londres en el Reino Unido. Los científicos piensan que este efecto debe ser investigado más de cerca en personas que trabajan de noche y tienen dificultades para dormir lo suficiente durante el día.
 
En la psicosis hay una pérdida de contacto con la realidad, y esto se asocia a delirios y alucinaciones. Su forma crónica se conoce como esquizofrenia, la cual además se caracteriza por trastornos del pensamiento y percepciones sensoriales falsas. Las personas que sufren esta enfermedad afirman, por ejemplo, escuchar voces que les dicen cosas, incluso cuando cualquier otra persona a su lado no perciba nada más que un silencio total. Las psicosis están entre las enfermedades mentales más graves.
 
El equipo del Dr. Ulrich Ettinger y la Dra. Nadine Petrovsky examinó a 24 sujetos sanos, de ambos sexos, con edades de entre 18 y 40 años, en un laboratorio para investigar el sueño que pertenece al Departamento de Psicología de la Universidad de Bonn. En la primera etapa, los sujetos debían dormir con normalidad en el laboratorio. Una semana después, debían mantenerse despiertos toda la noche viendo películas, conversando, jugando y dando pequeños paseos. A la mañana siguiente, se preguntaba a los sujetos sobre sus pensamientos y sentimientos. Además, se les sometió a una prueba especial para medir la función cerebral de filtrado de información sensorial. Esta función es la que separa lo que es importante de lo que no lo es, desechando esto último e impidiendo así una sobrecarga de información sensorial.
 
La Dra. Nadine Petrovsky y el Dr. Ulrich Ettinger miden en un sujeto de estudio la capacidad mental de filtrar información sensorial que permite prestar atención a lo importante y descartar lo irrelevante. (Foto: © Volker Lannert / Universidad de Bonn)
 
En los sujetos de estudio la función de filtrado del cerebro se redujo considerablemente después de una noche sin dormir. Se detectaron pronunciados déficits de atención, tal y como ocurre en los casos de esquizofrenia. Después de la privación de sueño, los sujetos eran más sensibles a la luz, al color, o al brillo. Su noción del paso del tiempo, así como su sentido del olfato, estaban alterados. Además, sufrían pequeñas “lagunas” o “saltos” en su consciencia.
 
Afortunadamente, como es previsible, después de una buena noche de sueño reparador, esos síntomas desaparecieron. Pero eso no le resta importancia al hecho de que, durmiendo poco, la gente puede fácilmente sufrir síntomas propios de la esquizofrenia, una circunstancia que ofrece un motivo más para procurar dormir lo necesario.
 
 
 
  ARCHIVOS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Psicunoc®2010
  Psicología - CUNOC - USAC
  Publicidad
  CUNOC
PSICOLOGIA - CUNOC - USAC
  email:
psicunoc@yahoo.com
  Teléfono
(502) 58089394
  CLINICA PSICOLOGICA
Tel. (502) 56666000
Hoy habia 3 visitantes (20 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=