Universidad de San Carlos de Guatemala Centro Universitario de Occidente Quetzaltenango
Carlos Rafael Yllescas M.  
 
  Anorexia nerviosa 25-09-2017 04:15 (UTC)
   
 
Universidad de San Carlos de Guatemala
Centro Universitario de Occidente
Carrera de Psicología
Curso: Clínica II
Docente: Lic. Carlos Rafael Yllescas Mijangos

ANOREXIA NERVIOSA

Es un trastorno de la alimentación que se caracteriza por una alteración de imagen corporal y graves restricciones nutricionales autoimpuestas. Se cree que este trastorno afecta a más del 1 % de las adolescentes.

Características clínicas y diagnóstico

Los síntomas de anorexia nerviosa comprenden: un peso corporal que está un 15% por debajo del que es normal para la edad y talla de la paciente, un intenso miedo a estar gorda a pesar de la evidencia en contra, una percepción perturbada del cuerpo en la que las enfermas se ven a sí mismas obesas aunque se encuentren emanciadas y la pérdida de tres o más períodos menstruales consecutivos a causa de la inanición (cuadro 1).

Cuadro 1.  Criterios para diagnóstico de la anorexia nerviosa

A. Rechazo a mantener el peso corporal por encima del valor mínimo normal que corresponde según la edad y la talla. Por ejemplo, pérdida de peso hasta un 15% por debajo del peso teórico o fracaso para conseguir el aumento de peso esperado en el período de crecimiento, con el resultado de un peso corporal un 15% por debajo del peso teórico.
B. Intenso miedo a aumentar de peso o a convertirse en obeso, incluso estando por debajo de peso normal.
C. Alteración en la percepción del peso, la talla o la silueta corporal; por ejemplo, la persona se queja de que se "encuentra obesa" aun estando emanciada o cree que alguna parte de su cuerpo resulta "desproporcionada" incluso estando por debajo del peso normal
D. En las mujeres, ausencia de al menos tres ciclos menstruales consecutivos (amenorrea primaria o secundaria) (se considera que una mujer sufre amenorrea cuando sus menstruaciones aparecen únicamente con tratamientos hormonales; por ejemplo, con la administración de estrógenos).

Este trastorno potencialmente mortal suele comenzar entre los trece y los vein¬te años, es unas nueve-diez veces más común en mujeres que en varones y resul¬ta difícil de tratar. Es más frecuente en las clases media y alta. Las mujeres que ejercen profesiones que dan mucha importancia a la apariencia son las más vul¬nerables al trastorno. Las anoréxicas suelen ser ansiosas, obsesivas y rígidas. El trastorno se presenta en el contexto de un conflicto sobre la independencia o la sexualidad. Puede coexistir con la bulimia en ciclos de rígida inanición seguidos de una pérdida de control, con episodios de ingesta que producen sentimientos de culpa los cuales conducen a su vez a provocarse el vómito. Las anoréxicas pue¬den abusar también de diuréticos o laxantes en un intento de perder peso.

Se cree que la anorexia nerviosa está relacionada con la depresión, si bien los antidepresivos no son siempre eficaces. Las anoréxicas pueden ser poco colabo¬radoras cuando son traídas por sus familias  debido a los problemas médicos cau¬sados por la inanición.

Orientación psicoterapéutica y para la entrevista


La paciente suele ser llevada a la sala de urgencias, a la consulta psicológica o psiquiátrica por su fami¬lia o amigos. Hay que hablar con los acompañantes, aparte, para recoger la histo¬ria, ya que las pacientes pueden negar o al menos minimizar la gravedad de sus dificultades. El control es el aspecto más importante para las anoréxicas, ya que temen que se les fuerce a comer. Evitar cualquier lucha por el poder, que suele ser una repetición de las preocupaciones familiares. Hay que concentrarse en ob¬tener la historia de la paciente mientras se mantiene con ella una relación empática y de apoyo.



EVALUACIÓN Y MANEJO

1.    Realizar una evaluación médica completa en busca de deficiencias nutriciona¬les y enfermedades metabólicas. Además de las consecuencias nutritivas de la inanición, algunos trastornos médicos -por ejemplo, el cáncer y las enferme¬dades gastrointestinales- pueden presentar una pérdida de peso importante y es necesario evaluar plenamente todas esas posibilidades. Los vómitos, los diuréticos y los laxantes pueden producir alteraciones electrolíticas.
2.    Investigar si hay abuso de sustancias. Un abuso de estimulantes puede causar pérdida de peso que generalmente no es tan importante como en la anorexia nerviosa. Examinar las deposiciones de la paciente para comprobar si existe fenolfialeína como evidencia de un consumo excesivo de laxantes.
3.    Investigar si la paciente está deprimida. Las anoréxicas lo están a menudo y los antidepresivos pueden estar indicados.
4.    Si existen complicaciones médicas, puede ser necesario un tratamiento forzo¬so; por ejemplo, fluidoterapia intravenosa o alimentación por sonda nasogás¬trica. También puede resultar necesaria la hospitalización cuando hay una cri¬sis familiar o riesgo de suicidio (cuadro 2).

Cuadro 2. Indicaciones para -la hospitalización de pacientes con trastornos de la alimentación

Urgencia

•    Pérdida de peso >30% durante más de tres meses
•    Alteración metabólica importante (pulso <40 latidos/minuto, temperatura <36º C, presión sis¬tólica <70 mm Hg, potasemia <2,5 nmol/L, a pesar de la administración de potasio oral)   (POTASIO:   Es un oligoelemento fundamental en el metabolismo celular, y algunos de sus derivados se usan como fertilizantes. (Símb. K, de Kalĭum, denominación latina de la potasa)  (Nmol/l:  Cuando la concentración plasmática es un buen estimador de una  Concentración media en equilibrio, la biodisponibilidad no varía, se asegura el cumplimiento y el paciente ha seguido una pauta de administración regular y a dosis fijas, el aclaramiento puede obtenerse a partir de la ecuación.   Cuando se obtiene una concentración mínima en estado de equilibrio, pueden esperarse fluctuaciones importantes (el intervalo de dosificación es mayor que la semivida) y el fármaco se administra por vía i.v. o su absorción es rápida, el aclaramiento puede calcularse a partir de la relación:
 
•    Depresión grave o riesgo de suicidio
•    Psicosis
Diabetes Mellitas Controlada (DM: tipo I, también conocida como DM, insulinodependiente, DMID, o diabetes de comienzo juvenil)

•    Fracaso del tratamiento ambulatorio Opcional
•    Crisis familiar
•    Diagnóstico diferencial complejo
•    Necesidad de enfrentar la negación de la paciente o de la familia


5,    La psicoterapia de orientación dinámica no es útil. Son más eficaces las orientaciones cognitivas para cambiar las percepciones de la paciente en cuanto la imagen corporal y a la alimentación. Está recomendada especialmente la terapia de familia.


Farmacoterapia

Los antidepresivos, que se utilizan con frecuencia, pueden ser de algún valor.   La ciproheptadina (Periactín) puede ser útil también debido a su efecto sobre ganancia de peso. Los antidepresivos serotoninérgicos tales como fluoxetina (Prozac), sertralina (Besitrán, Aremis) y la paroxetina (Seroxat, Frosinor)- pueden resultar asimismo de interés.


Referencias cruzadas:

Bulimia nerviosa, depresión, inanición.


 
  ARCHIVOS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Psicunoc®2010
  Psicología - CUNOC - USAC
  Publicidad
  CUNOC
PSICOLOGIA - CUNOC - USAC
  email:
psicunoc@yahoo.com
  Teléfono
(502) 58089394
  CLINICA PSICOLOGICA
Tel. (502) 56666000
Hoy habia 5 visitantes (13 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=